fbpx
Destacado

    Lavadero
    Este jueves, se le pidió la renuncia al secretario de Acuerdos del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Veracruz, Luis Rubén Barragán Ríos “por saber demasiado”. Parece Broma, pero es Anécdota, Injusticia y Desaseo en lo que parece ya una red de corrupción y negocios particulares de la Presidenta Magistrada Isabel Inés Romero Cruz.

    ¿De qué fue lo que se enteró Barragán Ríos? Jueces le informaron algunas turbiedades que está generando Romero Cruz al interior del Poder Judicial como las siguientes:

    La venta de 55 plazas que este primero de octubre se supone, entran en funciones con la creación de los juzgados en material Laboral.

    Los beneficiados: sobrinos, primos y amigos de la Presidenta Magistrada que en breve podrán endilgarse el título de Juez o Secretario de Sala.

    Por supuesto, ella sólo ordena… el brazo ejecutor es Tomás Antonio Francisco, su secretario particular, quien en pago de sus servicios, lealtad y servilismo, nombró Juez del Juzgado para Adolescentes en Palma Sola a su hermano, Enrique Antonio Francisco.

    Dos detalles con este nombramiento: No hay examen de oposición y Enrique estaba adscrito a la Sala de Responsabilidad Juvenil, lo que muchas consideran que el nombramiento se da entre un Conflicto de Intereses.

    En los pasillos de juzgados, Tomás Antonio es considerado la mano ejecutora de Isabel Inés, y también la que presiona cuando se trata de darle velocidad a los asuntos en donde la Presidenta Magistrada tiene sus intereses… todo eso fue dado a conocer a Barragán Ríos lo que generó que pidieran su renuncia, aunque muchos creen que pudo haber sido otro motivo, como el que el Poder Judicial, aparte de la corrupción que permea ahora con Isabel Inés, nuevamente vuelve a las andadas del nepotismo por tener a su hijo Marlon Neria Romero en el Juzgado Cuarto de Martínez de la Torre y beneficiar a su yerno, Felipe Reyes Reyes, su asesor privado, muy privado, con una compensación de 50 mil pesos… dicen que es pareja de Marlon Neria.
    Ahora, se rumora que aunque le dieron una cortadota al presupuesto del Poder Judicial, pero en compensación, el Gobernador le dará una dispensa de Ley a manera de que tengamos Isabel Inés para rato, porque hay que recordar que en abril, cumple 70 años y no sea que le quieran aplicar la misma que ella hizo y le pongan sus tiliches fuera de su oficina, para ello, valiéndole la austeridad, ya planea un aumento de sueldo para el próximo año porque los 195 mil pesos al mes, ya no le alcanzan.

    Facebooktwitter
    Share the joy
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •